sábado, 1 de noviembre de 2008

Estructura de la Tierra.

Desde la antigüedad, el hombre se ha interesado en conocer más sobre el planeta en el que vive; es por ello que desde entonces, los científicos de la época se dedicaron de lleno a temas como la geología o la paleontología, quizás también para conocer un poco más sobre el origen propio.
Y entonces, a partir del siglo XVIII, la geología se convirtió en un tema central para los científicos, que, con el desarrollo de cada vez más nuevos y sofisticados instrumentos, lograron proporcionar datos cada vez más exactos. Hasta que a finales del siglo XX, con la llegada de nuevas y mas certeras teorías, como la “tectónica de placas’, la geología experimentó un fuerte impulso.
Para empezar este tema, es necesario saber que la geología es la ciencia que estudia el pasado, la composición y la estructura de nuestro planeta; y al igual que la geografía, esta ciencia también se apoya en otras ramas, tales como la mineralogía, la paleontología, la petrografía, etc. Y a su vez, se divide en cuatro nuevas materias:

Geodinámica. Estudia fenómenos que modifican la corteza.
Geología histórica. Estudia la sucesión de las eras geológicas.
Geología aplicada. Exploración y explotación de los recursos del suelo y subsuelo.
Geofísica. Estudia. Fenómenos físicos ocurridos en la atmosfera.



Sabiendo entonces, que es la geología, y que es lo que estudia, entonces podemos hablar de uno de los temas al que más importancia la geología; la estructura de la Tierra. Y para poder estudiarla, los científicos han desarrollado nuevos métodos directos o indirectos.
Los métodos directos se utilizan generalmente en la búsqueda de minerales en suelo y subsuelo, y los indirectos son los que utilizan las ondas sísmicas; como por ejemplo:

Los estudios gravimétricos. Los cuales se utilizan para conocer aquellas regularidades en las capas terrestres y además para poder medir algunas variaciones de la gravedad de acuerdo con la densidad de las rocas.
Los estudios paleomagnéticos. Que como su nombre lo dice, están enfocados a los campos magnéticos de la Tierra, y en el movimiento que estos provocan.
Las ondas sísmicas. Este estudio es el mas utilizado, ya que ha dado resultados y gracias a este se conoce que en la Tierra existen distintas capas. Y entonces, cuando en el camino que recorren las zonas sísmicas sufren cambios, estos se conocen como discontinuidades, de las cuales nuestro planeta posee dos muy importantes: la de Mohorovicic y la de Gutemberg.
Con la ayuda de este tipo de estudios, se ha logrado concluir con la teoría que sugiere que la Tierra está conformada por capas internas y las capas externas.
Las capas internas se componen de materiales muy calientes y pesados, como el hierro y el níquel. Estas se dividen en Núcleo, Manto y Discontinuidades.

El núcleo, con una temperatura entre los 3000 y los 5500 ºC, que a su vez, puede dividirse en dos partes, núcleo externo e interno. El núcleo interno, el cual los científicos creen que es sólido y está conformado casi en su totalidad por hierro. Y el núcleo externo, que por el contrario se cree que es liquido y está conformado por hierro y níquel. La zona de transición entre ambos, podría ser lo que conforma el campo magnético del planeta.


El Manto terrestre, es muy grande y se encuentra justo debajo de la corteza terrestre, abarcando las discontinuidades de Gutemberg y Mohorovicic, se divide en dos. El manto exterior alberga pozos de lava volcánica (la cual emerge en los volcanes), tiene temperaturas y densidades diferentes; además de que realiza movimientos constantes que llevan a la fractura o fallas de las placas en la corteza terrestre. Y el manto interior, se conforma de pequeñas piedras formadas por hierro y magnesio, por lo que es un cuerpo solido; y mientras más profundo, mas hierro contiene.

La corteza terrestre, es la capa más superficial del planeta, en ella se encuentra el lecho oceánico y las placas tectónicas; comprende a partir de la discontinuidad de Mohorovicic y hasta la atmosfera. Su estructura es muy compleja. Y de ella se conforman otras dos capas: la hidrosfera y la atmosfera.
La hidrosfera es la que contiene toda el agua del planeta en mares, ríos, lagos y mantos acuíferos. Y la atmosfera contiene todos aquellos gases que nos permiten respirar y continuar con la vida.


Referencias:
Geografía General de Alicia Escobar Muñoz
Editorial McGraw-Hill, págs. 102-106
http://es.wikipedia.org/wiki/Manto_terrestre
http://es.wikipedia.org/wiki/Corteza_terrestre
http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAcleo_de_la_Tierra

http://www.practiciencia.com.ar/ctierrayesp/tierra/estructura/index.html

No hay comentarios: